¿Qué es una disfunción témporo-mandibular?

Doctor José Ramón Cardera
Especialista en Cirugía y Rehabilitación Oral. Licenciado en Odontología por Universidad Alfonso XX el Sabio. Master en Odontología Hospitalaria Master en Ortodoncia Clínica. master en Implantología y Rehabilitación Oral Master en Cirugía Oral, Implantes y Periodoncia

Disfunción de ATMLa articulación témporo-mandibular, es aquella que establece la unión entre la mandíbula y la parte lateral de la cabeza, lo que permite la realización de la apertura bucal, masticación y hablar. El tipo de movimiento que predomina en esta articulación, es de tipo deslizante, y ambos huesos que la constituyen, están cubiertos por cartílago y separadas entre sí por un disco que funciona como amortiguador, absorbe los golpes y permite mantener un movimiento fluido. Cuando ocurren traumatismos a este nivel, se produce un desequilibrio en la articulación como consecuencia de cualquiera de las siguientes alteraciones:

Desgaste del disco o que pierda su alineación adecuada.

Por artritis hay lesión del cartílago de la articulación.

Daño directo de la articulación por algún traumatismo.

En consecuencia, se generan molestias a ese nivel, dolor y limitación funcional que suelen ser temporales y no necesitan mayor tratamiento, al menos que según sea el caso, haya resistencia al tratamiento médico y sea necesaria una intervención quirúrgica. Aunque existen factores genéticos asociados, artritis y lesiones de la propia articulación,  usualmente no es posible determinar cuál fue la causa que lo generó, sin embargo el bruxismo o rechinamiento nocturno de los dientes, constituye una de las causas principales de este trastorno.

¿Cómo se manifiesta la disfunción témporo-mandibular?

Los signos y síntomas de este trastorno, suelen ser variados según la severidad:

Dolor o sensibilidad en la mandíbula, que se irradia la cara y cuello.

Dolor mandibularDolor en una o ambas articulaciones témporo mandibulares.

Dolor facial.

Bloqueo de la articulación, es decir, sensación de que de trabe la mandíbula

Dolor dentro o alrededor del oído.

Dolor facial.

Apiñamiento dentalSensación de chasquido en la articulación de uno a ambos lados al aperturar la boca o con la masticación, que puede o no asociarse a dolor.

Rigidez en los músculos mandibulares.

Cambios en la alineación de los dientes superiores o inferiores.

¿Cuáles factores de riesgo se relacionan con este trastorno?

Tratándose de ésta articulación, muchos movimientos bruscos y ciertos traumatismos faciales, son los responsables directamente de la lesión a este nivel. Muchas veces no se logra llegar a determinar la causa específica, y como anteriormente se comentó, el bruxismo que es el rechinamiento de los dientes, constituye uno de los elementos mas asociados con éste trastorno, sin embargo el diagnóstico definitivo del bruxismo tampoco es tan sencillo. Existe un grupo de población que presenta algunos factores de riesgo como los siguientes:

Artritis reumatoide, artritis y Artrosis.

Traumatismos continuos en la cara, especialmente en deportes extremos.

Enfermedades del tejido conjuntivo que se asocian con toque importante de las articulaciones y por ende, artritis.

Enfermedades inmunológicas asociadas a artritis.

Estrés que se asocia a contracciones musculares intensas, de la que no se escapa esta articulación.

Bruxismo o rechinamiento de los dientes, especialmente a predominio nocturno.

¿Cuál es el tratamiento de este trastorno?

Usualmente las molestias causadas a este nivel o el dolor, suelen desaparecer espontáneamente sin ningún tipo de tratamiento. En casos mas avanzados, se recomienda:

Aplicarse medidas locales como colar hielo con frecuencia, durante 3 o 4 veces al día.

Iniciar el consumo de algún analgésico bajo prescripción médica, que funcione como antiinflamatorio y analgésico, siempre y cuando no se haya comprobado alergia al mismo.

Evitar consumir alimentos duros, sino por el contrario, de tipo blandos, al menos mientras haya presencia de dolor y/o limitación funcional.

Puede colocarse ciertos dispositivos bucales como las férulas, previa valoración por un odontólogo quien decidirá si hay o no indicación de colocación de la misma y realizara el procedimiento pertinente para la fabricación de la misma.

ATMEn muy raras ocasiones, si hay resistencia al tratamiento antes mencionado y a las medidas básicas practicadas en casa, se considerará la indicación de tratamiento quirúrgico.

La disfunción témporo mandibular es un trastorno más común de lo que parece. Es importante acudir de forma temprana con el especialista para diagnosticarlo y precisar la necesidad de iniciar tratamiento de forma precoz.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.