Prótesis fija y removible

Se trata de la sustitución y reposición de dientes perdidos o ausentes y resolver así los problemas de función y estética alteradas por la ausencia de las piezas.

Las prótesis dentales pueden ser removibles (quita y pon) o fijas, dependiendo de cada caso y paciente.

Prótesis fija

La prótesis dental fija es un tratamiento mediante símiles dentarios confeccionados a medida que se cementan (proporcionando una sujeción duradera) a algunos dientes naturales previamente desgastados, a los que cubren o «enfundan».

 

Prótesis removible

Las prótesis removibles son aquellas que el paciente puede sacarlas de la boca cuando quiera.

Cuando hablamos de las removibles hay que tener en cuenta que pueden ser completas o parciales. Las completas son para aquellos pacientes totalmente desdentados, donde se incluyen todas las piezas dentarias.