Banner raspadores dentales | Clínica Dental Artdenta Valencia

Raspador dental contra Placa y Sarro. Precauciones.

Doctor José Ramón Cardera
Especialista en Cirugía y Rehabilitación Oral. Licenciado en Odontología por Universidad Alfonso XX el Sabio. Master en Odontología Hospitalaria Master en Ortodoncia Clínica. master en Implantología y Rehabilitación Oral Master en Cirugía Oral, Implantes y Periodoncia
Doctor José Ramón Cardera

Últimos artículos de Doctor José Ramón Cardera (Ver todos)

Raspadores Dentales Caseros | Clínica Dental Artdenta en Valencia ¿Qué es un Raspador Dental?

El raspador dental es un instrumento utilizado en el área de odontología para realizar la tartrectomía: remover la placa bacteriana, cálculo dental o sarro de los dientes.

Diferencias del raspador con un scaler o una cureta

Ambas herramientas cumplen el mismo objetivo, pero a diferentes niveles.

Cureta

La cureta es una herramienta completamente de metal, utilizada por el dentista como complemento durante limpiezas dentales profundas

Scaler

El scaler es un dispositivo ultrasónico, exclusivo de uso profesional, que elimina el cálculo dental a través de vibraciones ultrasónicas.

Raspador

A diferencia de estos, el raspador dental es una herramienta de uso profesional, pero también libre, que puede ser adquirido por internet. Existen raspadores eléctricos que nos ayudan a remover el sarro que está por encima de la línea de la encía, a través de vibraciones más débiles que las de un scaler, pero lo suficientemente fuertes para arrancar el cálculo de los dientes después de varias sesiones.

También existen los raspadores manuales, que cumplen la misma función, pero a través de un control manual de la fuerza empleada para retirar el sarro.  Es importante destacar que, aunque los raspadores manuales están disponibles para el público general, su uso requiere de una técnica precisa para evitar daños en el esmalte y las encías. Por esta razón, se recomienda que su uso sea principalmente profesional o bajo la guía de un dentista.

Funciones odontológicas de un Raspador Dental

Revisando sarro - Raspadores dentales | Clínica Dental Artdenta en ValenciaRemover la placa bacteriana.

El raspador remueve la placa bacteriana de los dientes, producida por la acumulación de restos de alimentos que se han sedimentado en nuestros dientes.

Prevenir la formación de sarro, bolsas periodontales y caries.

El raspador ayuda a prevenir la formación de todas estas estructuras bacterianas al remover su precursor principal: la placa bacteriana.

Prevención de enfermedades.

La constante remoción de la placa bacteriana ayuda a evitar la formación de caries, previniendo así las infecciones que provocan enfermedades dentales.

Además, al eliminar el sarro y la placa, el raspador dental juega un papel crucial en la prevención de enfermedades periodontales, como la gingivitis y la periodontitis, que pueden llevar a la pérdida de dientes si no se tratan adecuadamente.

Características de un Raspador Dental.

Forma y tamaño de los Raspadores Dentales

Mango.

El raspador dental eléctrico posee un mango largo y grueso, similar a un cepillo de dientes e ideado para poder sostenerse con firmeza. El raspador dental manual tiene un mango fino y largo, hecho completamente de metal.

La ergonomía del mango es esencial para proporcionar un control preciso y reducir la fatiga durante su uso, especialmente en procedimientos largos.

Punta.

La punta varía en tamaño ya que existen diferentes tipos y es extremadamente afilada; está ligeramente curvada hacia el frente, permitiéndonos una mejor manipulación de la herramienta para mantenerla a 45 grados de inclinación.

Materiales comúnmente utilizados.

Acero al carbono.

Se le denomina “acero al carbono” a la aleación de acero con carbono. Su característica principal es su capacidad para mantener el filo durante más tiempo y a través de más uso. Sin embargo, es el menos resistente de todos a la corrosión.

Acero inoxidable.

Es muy resistente al desgaste, por lo que mantiene su integridad y filo durante mucho tiempo. También resiste la corrosión que provocan los fluidos corporales tras una larga exposición, además de que su contacto con los tejidos humanos es seguro y no provoca reacciones adversas.

Titanio.

Es un material comúnmente utilizado en el campo de la odontología, debido a sus excelentes propiedades. El titanio es más biocompatible que el acero inoxidable, por lo que su uso no provoca reacciones adversas y, además, se emplea en casos de pacientes con alergias. Esta biocompatibilidad es crucial porque reduce el riesgo de reacciones alérgicas y asegura que el material sea aceptado por los tejidos del cuerpo, lo que es especialmente importante en procedimientos que involucran contacto directo con las encías y el hueso

Tipos de puntas de los Raspadores y sus usos

Kit profesional de Raspadores dentales | Clínica Dental Artdenta en ValenciaPuntas planas.

El borde es recto o con una curvatura poco pronunciada. Se utiliza para eliminar el sarro que está sobre el extremo de las encías y en áreas accesibles y planas como el exterior de los dientes frontales.

Curvas.

El borde tiene una curvatura pronunciada, diseñada para encajar con la forma natural de los dientes y encías. Se utiliza para limpiar el sarro que está por debajo de las encías; este tipo de sarro no es visible a simple vista. También se emplea para limpiar las bolsas periodontales, en especial las que tienen mayor profundidad y para remover el sarro de las áreas difíciles de limpiar, como los dientes molares y premolares. 

Anguladas.

Están fabricadas bajo ángulos específicos que vienen indicados en su paquete. Las puntas anguladas son las únicas que pueden limpiar ligeramente entre el espacio interproximal que existe en dientes apiñados y dentro de fisuras y fosas dentales.

Se utilizan más en casos de periodontitis, para realizar una limpieza detallada de las superficies radiculares. Por ejemplo, las puntas curvas son especialmente útiles en pacientes con bolsas periodontales profundas, mientras que las puntas planas son ideales para remover el sarro en superficies lisas y accesibles, como los incisivos.

Tipos de Raspadores Dentales.

Raspadores para Sarro.

El sarro es la estructura que se forma cuando la placa bacteriana se ha endurecido. Para remover este sólido cálculo, se utilizan las puntas con bordes más afilados, que sean capaces de desprender estos residuos de nuestros dientes. Son raspadores extremadamente puntiagudos, y pueden dañar fácilmente el esmalte dental o perforar una encía. 

Raspadores con Puntas de Titanio o Aleaciones.

Los dos materiales son habitualmente empleados en los raspadores para sarro, dado que pueden afilarse de manera significativa y pierden filo lentamente.

Raspadores para Placa Bacteriana.

La placa bacteriana es una pelicula pegajosa, pero suave, que se forma por encima del esmalte y que, al acumularse, se sedimenta dando lugar al sarro. Los raspadores para placa bacteriana tienen una superficie más fina y menos puntiaguda, y son menos peligrosos para el esmalte dental y las encías. 

Raspadores con Puntas de Aleaciones o Acero Inoxidable.

Estos materiales son menos costosos que el titanio, y trabajan con la eficiencia suficiente para retirar la delgada placa de bacterias de nuestros dientes de manera exitosa.

Uso y Manejo Profesional y Doméstico del Raspador Dental.

Uso Profesional del Raspador Dental

LImpiando sarro con raspadores dentales | Clínica Dental Artdenta en ValenciaEl raspador se utiliza con un ángulo de 40 y 90 grados en relación con la superficie del diente, para aumentar la eficiencia con la que se trabaja, mientras se mantiene a salvo la integridad del esmalte dental. Este ángulo permite movimientos controlados y precisos y en caso de un mal movimiento, el filo del instrumento no llega a perforar la capa protectora del diente. 

Movimientos Controlados

Debe evitarse aplicar presión excesiva, y los movimientos deben ser cortos, repetitivos y controlados, siempre adaptándose a la forma de cada diente. El raspador debe usarse movimiento por movimiento, y no dejarse adherido al diente, jalando o penetrando en el sarro o placa.

Acceso a Áreas Difíciles

Para acceder a áreas difíciles, se utilizan puntas especializadas con ángulos y tamaños específicos, y se manejan bajo técnicas profesionales y cuidadosas conocidas por el dentista.

Las áreas de difícil acceso son aquellas que podrían ser dañadas irreversiblemente tras una mala ejecución, por ejemplo, por debajo de las líneas de las encías, las bolsas periodontales y los espacios interdentales.  Por ello, es fundamental que el raspador sea utilizado por un profesional con formación específica y experiencia en su manejo, para garantizar un tratamiento seguro y efectivo.

Cuidado y mantenimiento.

Inspección Regular.

Se inspeccionan los raspadores en busca de indicios de desgaste o corrosión, ya que cuando la herramienta se deteriora de esta forma, ya no puede ser utilizada porque podría entorpecer la limpieza.

Afilado de la Punta.

El dentista afila las herramientas cada cierto tiempo (aproximadamente cada tres sesiones) para mantener su eficacia. El afilado de las herramientas de odontología no es igual al afilado de los metales comunes, y debe ser realizado específicamente por el profesional capacitado, ya que podría dañarse la herramienta y quedar inutilizable.

Limpieza y Esterilización.

Limpieza Inmediata.

Para evitar la corrosión del material debido a los microorganismos de los restos orgánicos, las herramientas se limpian con un pañuelo húmedo y alcohol isopropílico inmediatamente después de terminar un procedimiento.

Desinfección y Esterilización.

Después de una sesión y al finalizar todos los procedimientos, se limpian todos los instrumentos con desinfectante, y se esterilizan por medio de autoclaves y productos químicos, según los protocolos de bioseguridad que previenen la transmisión de infecciones.

Almacenamiento Adecuado.

Ambiente Seco y Limpio.

Para evitar la contaminación y la corrosión de las herramientas, estas se almacenan en un lugar seco y limpio. 

Protección de las Puntas.

Se utilizan protectores de puntas y estuches particulares para evitar la contaminación y la perdida de filo en las puntas.

Organización.

Los raspadores dentales y sus puntas intercambiables deben clasificarse por tamaño, tipo y material, para agilizar el acceso durante los procedimientos dentales.

Uso Doméstico.

Cuando Usarlo.

Raspador dental Casero | Clínica Dental Artdenta en ValenciaEl raspador dental debe ser usado bajo las órdenes y la supervisión de un dentista. Según el estado de sus dientes, sus tratamientos pasados y el grosor de su esmalte dental, el dentista le recomendará una frecuencia personalizada para el uso del raspador.

La frecuencia general indicada para estas herramientas y su uso doméstico seguro es igual a una vez por semana.  Sin embargo, es crucial subrayar que el uso doméstico de raspadores dentales sin la supervisión y orientación adecuada de un dentista puede conllevar riesgos significativos, como lesiones en las encías, daño al esmalte dental y posibles infecciones. Por lo tanto, se recomienda encarecidamente consultar a un profesional antes de su uso.

Además, es importante recordar que, incluso con la supervisión de un dentista, el uso doméstico de raspadores dentales debe realizarse con extrema precaución para evitar lesiones accidentales y daños a los dientes y encías.

Como Usarlo y la Importancia de la Técnica.

Debe empezar desde el extremo de la línea de las encías; a partir de aquí moverá el raspador en dirección hacia el borde del diente, con movimientos cortos y repetidos, sin aplicar demasiada presión. El raspador va en ángulo de 45 grados.

Área de Enfoque.

La punta del raspador siempre tiene que estar tocando el sarro, ya que se pueden inflamar los tejidos adyacentes si el raspador los punza.

Higiene y Mantenimiento del Raspador.

Antes y después de cada uso, el raspador debe ser esterilizado. En el hogar, la forma más adecuada de hacer esto es limpiarlo con agua corriente para eliminar los residuos, sumergirlo en alcohol isopropilico y luego volverlo a pasar por agua. Posteriormente, se seca el raspador con una toalla limpia y se guarda en su estuche.

Es crucial asegurarse de que el alcohol isopropílico cubra completamente el raspador y se deje actuar durante al menos un minuto para desinfectar eficazmente. Además, se debe tener cuidado de no utilizar métodos de esterilización que puedan dañar el material del raspador, como el calor excesivo o productos químicos agresivos.

Indicaciones para Identificar Cuándo es Necesario Acudir al Odontólogo.

Acuda a urgencias dentales si presenta sangrado, dolor, sensibilidad severa, inflamación aguda, movilidad de alguna de las piezas dentales y lesiones o traumatismos de los tejidos bucodentales.

Beneficios del Uso del Raspador Dental.

LImpiando sarro con raspadores dentales | Clínica Dental Artdenta en ValenciaSalud: Contribución a la Higiene Oral.

El cepillo de dientes no es capaz de remover a la placa bacteriana en su totalidad, por lo que esta se va depositando en menor medida, justo por encima de la línea de nuestras encías. Los raspadores dentales de uso doméstico son herramientas peligrosas, pero que, bajo el uso adecuado y supervisado, pueden complementar la limpieza de nuestros dientes, eliminando esta película de suciedad que se acumula diariamente.

Es importante recalcar que el raspador dental no sustituye el cepillado diario ni el uso de hilo dental. Estas prácticas de higiene oral son fundamentales y deben ser la base del cuidado dental, mientras que el raspador dental actúa como un complemento para situaciones específicas y bajo recomendación profesional.

El uso doméstico del raspador dental se recomienda periódicamente, una vez a la semana, para no inflamar las encías o desgastar el esmalte.

Estética: Mejora en la Apariencia de los Dientes.

El raspado dental del sarro remueve las manchas superficiales de nuestros dientes, otorgándoles, después de varias sesiones, un aspecto más claro y uniforme.

Prevención de Manchas y Acumulación de Sarro.

El raspador dental reduce los niveles de sarro y placa, evitando la formación de manchas en los dientes.

Riesgos y Precauciones

Riesgos de un Uso Incorrecto.

Una buena técnica es indispensable para el uso de estas herramientas, ya que un mal movimiento puede costarle una hipersensibilidad irreversible o una astilla en el diente que solo podrá cubrirla una carilla dental.

Durante su uso, debe evitarse la fuerza y la presión excesiva y cada movimiento debe hacerse con precisión y buen pulso, para no ensartar la punta del raspador en nuestras encías o clavarlo en la superficie del diente.  El daño hacía el tejido gingival puede ocasionar su recesión, dejando expuesta una zona sensible del diente.

Aunque el diente parece una estructura fuerte y resistente, está cubierto por una delgada capa de tejido especializado, llamado esmalte dental, que se encarga de proteger al diente de microorganismos, golpes, temperaturas extremas, etc.

La perdida de este tejido provoca sensibilidad dental.  Además, el uso inadecuado del raspador puede provocar traumatismos en los tejidos blandos de la boca, como las encías y la lengua, aumentando el riesgo de infecciones y complicaciones post-tratamiento.

Es esencial que los usuarios sean conscientes de estos riesgos y sigan estrictamente las indicaciones de su dentista. Por ejemplo, un raspado demasiado agresivo puede llevar a la recesión de las encías, mientras que un ángulo incorrecto de uso puede causar microfracturas en el esmalte dental. Estas complicaciones no solo son dolorosas sino que también pueden requerir tratamientos dentales adicionales para su corrección.

Áreas Sensibles y Pacientes que Deben Evitar el Uso.

En pacientes con encías sensibles, en encías retraídas o en dientes con desgaste del esmalte, el uso del raspador es todavía más peligroso y no se recomienda.

Importancia de la Supervisión Odontológica.

Los raspadores dentales son herramientas que trabajan con puntas filosas, bacterias y sobre una zona delicada. La supervisión odontológica nos ayuda a reducir la probabilidad de accidentes como perforaciones, hemorragias, astillas, sensibilidad y el laceramiento de tejidos adyacentes. 

El raspador dental no es un drill, no es una pinza, ni un mondadientes. Esta herramienta posee un manual para su uso seguro y no indiscriminado, el cual se les imparte a los estudiantes de odontología durante la carrera. La supervisión de nuestro dentista sobre el uso del raspador dental nos permitirá utilizarlo de forma segura y adecuada, sin provocar daños que se expresen a largo plazo. 

En conclusión, el raspador dental es una herramienta valiosa en la odontología, tanto para uso profesional como, con precaución, en el hogar. Sin embargo, su eficacia y seguridad dependen en gran medida de la técnica adecuada, el conocimiento de su uso y la supervisión de un profesional dental. Siempre es recomendable priorizar la prevención y la consulta regular con su dentista para mantener una salud bucodental óptima.