Pulpitis Dental | Clínica Dental Artdenta Valencia

Pulpitis Dental ¿Qué es? Síntomas. Tratamiento.

Doctor José Ramón Cardera
Especialista en Cirugía y Rehabilitación Oral. Licenciado en Odontología por Universidad Alfonso XX el Sabio. Master en Odontología Hospitalaria Master en Ortodoncia Clínica. master en Implantología y Rehabilitación Oral Master en Cirugía Oral, Implantes y Periodoncia
Doctor José Ramón Cardera

Últimos artículos de Doctor José Ramón Cardera (Ver todos)

¿Qué es la Pulpitis Dental?

Es una inflamación producida en la pulpa dental, generalmente causada por bacterias que han penetrado a través de una caries o una fisura hasta llegar a esta zona. La pulpa es el tejido blando que tenemos dentro del diente, justo en el centro. Este tejido está protegido por las capas de hueso que lo rodean, ya que aquí se encuentran nervios, vasos sanguíneos y tejido conectivo: tres tipos de tejido extremadamente delicados. 

Pulpitis Dental | Clínica Dental Artdenta Valencia

Diferenciación entre pulpitis y otras afecciones dentales

Cada afección dental tiene un área de localización: la periodontitis afecta el hueso alveolar y las encías, la gingivitis solo las encías y las caries, como infección, afectan de capa en capa, primero el esmalte, luego la dentina y luego la pulpa.

La pulpitis, como su nombre lo indica, es una inflamación exclusiva de la pulpa, el tejido blando del diente. En sí misma, esta enfermedad no se exterioriza con deterioramiento de otros tejidos, sino con un fuerte dolor difícil de aliviar; sin embargo, su causa subyacente sí puede provocar el deterioro de otros tejidos.

Estructura dental y ubicación de la pulpa

Tenemos que entender la pulpitis como una afección de la capa más profunda de un diente.

Anatómicamente, primero está el esmalte, una fina capa transparente que protege a la dentina, un tejido menos duro pero más abundante, que compone todo el diente. La dentina tiene un límite donde empieza la pulpa, la parte más frágil del diente, que alberga los nervios y los vasos sanguíneos. Más abajo, la pulpa se extiende a través de los canales radiculares de la raíz, que mantienen el diente unido al hueso alveolar.

Causas comunes de la pulpitis

Caries profundas.

Pulpitis Dental | Clínica Dental Artdenta Valencia

Una carie es una enfermedad infecciosa que va penetrando el diente capa por capa, siendo posible que llegue hasta la pulpa en casos muy críticos. 

Cuando una infección de esta magnitud afecta un tejido tan delicado como la pulpa, se produce la pulpitis, como una inflamación del tejido pulpar en respuesta a las bacterias.

Traumatismos

Los traumatismos como fisuras o fracturas pueden ser lo suficientemente graves como para romper el diente y exponer la pulpa, ocasionando una inflamación de la misma.

Erosión dental o bruxismo

Procedimientos dentales: A veces, procedimientos dentales como la colocación de empastes profundos pueden llevar a la pulpitis. Esto se debe a que el proceso de perforación puede causar una inflamación en la pulpa.

El desgastar los dientes de manera constante y prolongada, a través del rechinamiento, puede provocar la exposición de la pulpa dental.

Tipos de Pulpitis Dental

Pulpitis reversible

Desde el punto de vista celular, en la pulpitis reversible, las células pulpares inflamadas tienen la capacidad de recuperarse una vez que se elimina la causa de la irritación. Sin embargo, en la pulpitis irreversible, las células pulpares están tan dañadas que no pueden recuperarse, incluso después de que se elimina la causa de la irritación.

Es una inflamación leve y la pulpa puede volver a sanar por completo.

Criterios para su diagnóstico

Se experimenta dolor leve cuando se somete el diente a estímulos externos como frío, calor y fricción. Si no están presentes estos estímulos, el paciente no siente dolor. Cuando se determina la causa (usualmente una caries) se le ve en un estado medio de profundidad, donde el daño a la pulpa no es tan severo.

Síntomas

El dolor es breve, agudo y localizado, por lo que no se irradia hacia otros dientes. El paciente experimenta dolor al masticar o al comer o beber alimentos fríos o calientes; una vez que termina de utilizar el diente, el dolor desaparece en minutos.

Pulpitis irreversible

Es una inflamación severa y la pulpa sana de nuevo, pero no por completo.

Pulpitis Dental | Clínica Dental Artdenta ValenciaCriterios de Diagnóstico

El dolor es intenso y no son necesarios estímulos exteriores para producirlo. Cuando se realiza una radiografía, se pueden identificar caries de profundidad avanzada, o lesiones severas.

Síntomas

El dolor puede ser prolongado o intermitente y puede irradiarse hacia otros dientes. Suele ser difícil de aliviar con analgésicos de venta libre y si no se recibe tratamiento, la condición empeora hasta provocar patologías más graves, como un absceso dental.

Pulpitis aguda

Puede ser reversible o irreversible, pero se caracteriza por una aparición repentina de los síntomas.

Pulpitis crónica

Puede ser reversible o irreversible, pero se caracteriza por síntomas persistentes durante un tiempo prolongado, que ocasionan sensibilidad dental en el paciente. Cuando no es tratada adecuadamente, el tejido de la pulpa muere.

Síntomas comunes de la Pulpitis Dental

Dolor

Es el síntoma principal de la pulpitis. El dolor puede ser constante o intermitente y la intensidad varía según la gravedad de su causa subyacente. El dolor de una pulpitis provocada por una caries profunda es mayor que el dolor provocado por una caries superficial.

Duración del dolor

En la pulpitis reversible el dolor solo dura cuanto duren los estímulos externos. En la pulpitis irreversible, la duración del dolor se prolonga incluso si se ha retirado el estímulo externo.

Sensibilidad

A la presión

El mínimo contacto con el diente es capaz de producir dolor, por lo que masticar y morder es complicado para el paciente.

A la temperatura

Someterse al frío o al calor de los alimentos y las bebidas produce dolor.

A la percusión

Durante la necrosis de la pulpa, puede desaparecer la sensibilidad a la temperatura, pero esta es reemplazada por sensibilidad a la percusión.  

Otros síntomas de la Pulpitis Dental:

Además del dolor y la sensibilidad, otros síntomas de la pulpitis pueden incluir mal aliento, sensibilidad a los dulces y, en casos graves, fiebre.

Diagnóstico de la Pulpitis Dental

Exámenes clínicos

Inspección visual

Se observa el diente para empezar a identificar la causa subyacente de la pulpitis. En Artdenta nuestros profesionales buscan signos de caries, lesión, desgaste o restauraciones previas mal ejecutadas.

Anamnesis del paciente

Se entrevista al paciente acerca de sus síntomas, su rutina de higiene, su historial médico, la fecha de inicio del dolor, entre otros datos importantes que indiquen la causa de la pulpitis y su gravedad.

Evaluación de encías

Con el tacto y la vista, el dentista busca signo de inflamación en las encías, que puedan indicarle en cuál diente se localiza la pulpitis y si hay presencia de alguna infección o absceso.

Radiografías

Pulpitis Dental | Clínica Dental Artdenta ValenciaSe le pide al paciente una radiografía intraoral, para poder observar detalladamente el estado de las raíces, de la densidad y la estructura ósea y si hay presencia de abscesos que puedan ocasionar una necrosis.

Pruebas de sensibilidad

Sensibilidad térmica

Se determina la respuesta de la pulpa a estímulos de temperatura.

Sensibilidad a la percusión

Golpear el diente levemente ayuda a determinar intuitivamente el nivel de inflamación que hay en los tejidos circundantes al diente.

Prueba eléctrica de vitalidad pulpar

Se le da una pequeña descarga eléctrica al diente, que ayude a determinar si la pulpa sigue sana y se encuentra inflamada, o si está muriendo por necrosis.

Importancia de la detección temprana

La detección temprana nos permite evitar un problema más grave, que requiera de un tratamiento progresivamente más invasivo y costoso. Durante la detección temprana se pueden salvar los tejidos que están en riesgo de dañarse.

Consecuencias de un diagnóstico tardío

La pulpitis reversible se vuelve una de tipo irreversible después de pasar mucho tiempo sin recibir control ni tratamiento por parte de un profesional. La pulpa se inflama permanentemente y el dolor se vuelve espontáneo. En los peores casos, cuando la pulpa muere completamente y la infección crece, es necesario realizar una endodoncia y retirar la pulpa.

Tratamiento de la Pulpitis Dental

Pulpitis reversible

Remoción de caries.

Si la causa subyacente son caries, estás se remueven en un tratamiento de limpieza profundo, con la ayuda de herramientas especializadas como taladros, que eliminen todo el tejido enfermo. Posterior a cada limpieza, el paciente recibe una restauración del diente.

Corrección de restauraciones defectuosas

Si la causa subyacente es una restauración defectuosa, esta es extraída cuidadosamente por el dentista, para no dañar los tejidos adheridos al material.

Un nuevo tratamiento no puede ser colocado hasta que la pulpitis haya desaparecido y ya no exista inflamación ni presencia de síntomas.

Corrección de lesiones menores

Si la causa subyacente es una lesión menor, esta es tratada por el dentista, removiendo el tejido más dañado luego del impacto. Posteriormente, se limpia y desinfecta la zona afectada y se realiza una restauración, rellenando la superficie expuesta con materiales especializados, como resina, amalgama o cemento dental.

Finalmente, se pule y perfecciona el acabado, y se lleva a cabo un monitoreo para supervisar la desaparición progresiva de la pulpitis y sus síntomas.

Pulpitis irreversible

Endodoncia para pulpitis irreversible

Acceso a la pulpa

Con ayuda de un taladro dental, se apertura la corona para tener acceso a la cámara pulpar.

Remoción del tejido pulpar

Utilizando limas endodónticas, se extrae el tejido pulpar infectado. Después se preparan los canales radiculares para la desinfección y el relleno.

Desinfección de los canales

Con un micro flujo a presión de soluciones antisépticas y desinfectantes, se llenan los canales radiculares para remover cualquier microorganismo patógeno.

Relleno y sellado

Los canales se rellenan con algún material biocompatible de obturación endodóntica, que no alerte al sistema inmunológico. Un ejemplo popular es la gutapercha, utilizada a menudo en este tipo de procedimientos.

Restauración del diente

Los tratamientos de conducto vuelven al diente más vulnerable por la pérdida de estructura dental, acceso a nutrientes (la pulpa era el tejido blando que suplía al diente de un flujo sanguíneo y con ello nutrientes, agua y minerales) y elasticidad (la pulpa suplía al diente con fuerzas uniformes de soporte y elasticidad), volviéndolo más propenso a fragmentarse, lesionarse y caerse. 

Debido a esto, se realizan restauraciones, como las coronas dentales, capaces de brindar una capa protectora al diente, que lo aísle parcialmente de las fuerzas externas que lo deterioran.

Procedimientos de conservación pulpar:

En algunos casos, principalmente en niños, el dentista puede optar por realizar un procedimiento llamado pulpotomía o pulpectomía. En estos procedimientos, se elimina solamente la parte de la pulpa que está enferma, mientras que se conserva el resto del tejido pulpar.

Medicamentos

Analgésicos

El ibuprofeno y el paracetamol son los analgésicos predeterminados para aliviar el dolor leve en caso de pulpitis. En caso de dolor severo serán necesarios analgésicos más fuertes bajo venta prescrita.

Antibióticos

La amoxicilina o clindamicina se prescriben en caso de una infección sistémica o un absceso dental. Si la pulpitis no tiene infección, no deben tomarse antibióticos.

Medicamentos tópicos

El dentista le puede prescribir geles anestésicos o medicamentos sedantes para el dolor ocasionado por la pulpitis.

Manejo del dolor y cuidados post-tratamiento

Compresas frías

Deben colocarse desde la mejilla y nunca directamente en la zona, estas ayudarán a disminuir la inflamación.

Dieta blanda

Después del tratamiento recibido para aliviar la pulpitis, la dieta debe tener alimentos suaves y blandos que no necesiten masticación, de ese modo se evita la presión, el dolor y la inflamación en el diente recién tratado.

Higiene cuidadosa

El uso del cepillo y el hilo debe ser cuidadoso para evitar el sangrado y la infección de la zona. 

Seguimiento

Para prevenir complicaciones, debe asistir a las consultas de control y mantener informado a su dentista de los síntomas y la apariencia de la zona recién tratada. Actualmente, ya es posible gracias a la tecnología tener comunicación diaria con nuestro dentista y mantenerlo al tanto hasta el día de la consulta.

Prevención de la Pulpitis Dental

La causa más común de la pulpitis son las caries. Teniendo esto en cuenta, para evitar estar afección es necesario mantener una higiene rigurosa en casa, que promueva una dentadura libre de caries.

Hábitos de higiene bucal

Técnicas de cepillado

Desde Clínica Dental Artdenta insistimos en que deben cepillarse mínimo dos veces al día. Al hacerlo, los movimientos de cepillo deben ser suaves y circulares, para no desgastar el esmalte o hacer sangrar las encías.

Uso de hilo dental

Utilice el hilo dental antes de dormir, de modo que se eliminen estos restos interdentales y no se descompongan en la boca mientras dormimos.

Debe cortar un trozo de aproximadamente 45 centímetros, envolverlo alrededor de dos de sus dedos, dejando un tramo tenso, con el cual limpiara cada diente con movimientos de arriba hacia abajo.

Enjuagues

El enjuague está diseñado con propiedades antibacterianas y algunos pueden contener flúor. Después del cepillado y el uso del hilo, el enjuague da un acabado final, eliminando los microorganismos restantes.

Visitas regulares y preventivas al odontólogo

Solo el odontólogo puede revisar el estado de salud de la boca, las encías y los tejidos circundantes, determinar la presencia de pequeñas caries o de acumulación de sarro y programar un tratamiento de limpieza dental para eliminarlos.

Complicaciones de la Pulpitis no Tratada

Abscesos

Cuando la causa de la pulpitis es una carie, esta puede evolucionar hasta volverse una infección y extenderse hacia otro tipo de tejidos, además del diente. Puede afectar el tejido radicular o el tejido gingival, asentarse y formar un absceso: una cavidad que acumula pus, células, líquidos y otras sustancias y que se expande con el tiempo.

Pérdida de dientes

Las infecciones prolongadas pueden ir dañando los tejidos lentamente, entre ellos el tejido de soporte del diente, provocando su desprendimiento.

Problemas sistémicos

Los abscesos al crecer demasiado pueden provocar una infección sistémica, es decir, a nivel de todo el cuerpo, empezando por afectar las fosas nasales y paranasales.

Dolor crónico

El dolor perdura, y si la pulpitis era reversible con dolor solo ante los estímulos, esta empeora y se vuelve de tipo irreversible, acompañada de dolor prolongado y espontáneo, en forma de punzadas repentinas.