Miedos y actitudes de los niños ante la visita al dentista

Doctor José Ramón Cardera
Especialista en Cirugía y Rehabilitación Oral. Licenciado en Odontología por Universidad Alfonso XX el Sabio. Master en Odontología Hospitalaria Master en Ortodoncia Clínica. master en Implantología y Rehabilitación Oral Master en Cirugía Oral, Implantes y Periodoncia

Se dice que a nivel mundial, el 80% de los adultos, sufren de miedo a la visita al dentista. En el caso de los niños se dice que Odontopediatriaun 20-30% de los niños sienten miedo de acudir al dentista, inicialmente asociado a lo desconocido. Cuando han acudido regularmente, se debe a eventos traumáticos y dolorosos, y en una parte importante, al ruido que emiten los instrumentos del dentista, en especial el taladro empleado para limpiezas superficiales y profundas de las piezas dentales y en la reparación de una carie dental, que es bastante común en la niñez por el alto consumo de alimentos refinados y su deficiente higiene bucal.

¿Cómo determinar el miedo del niño al dentista?

Generalmente el niño que sufre de miedo al dentista, suele ser muy obvio, ya que una vez que llega al consultorio del odontólogo, lo expresa con el llanto muchas veces descontrolado. En casos más leves, el niño muestra poca cooperación a la hora de examinarlo al punto de impedir una valoración adecuada.

En casos más extremos, puede haber otros síntomas más orgánicos como taquicardia, sudoración y respiración agitada. Pudiera darse el caso que el niño sienta un miedo tan grande que se convierta en una verdadera enfermedad al somatizar su miedo, o por el contrario el niño finja estar enfermo para no acudir a la consulta.

¿Cuál es la causa del miedo al dentista?

Normalmente, las experiencias previas negativas con el dentista, dejan una huella en el niño que difícilmente la puede olvidar Niña y odontólogoy es por eso que la visita al dentista se convierte en un problema, especialmente cuando esa experiencia implicó dolor y llanto, observándose una asociación negativa en aquellos niños que sufren de esa experiencia poco placentera desde edades tempranas, especialmente a los 5 años de edad, cuando el niño asocia la experiencia dental dolorosa o molesta con ansiedad lo que genera miedo y preocupación incluso antes de acudir a su consulta.

También se asocian otros elementos que no tienen que ver directamente con el niño, como lo es la ansiedad de los padres transmitidas a sus niños, cuando han tenido experiencias negativas que marcan sus vidas y que han tenido tanto impacto que no logran disimular su miedo y éste es captado por sus hijos. Otro factor asociado, es la falta de sensibilidad por parte del especialista hacia el niño, lo que sumado a los instrumentos, los ruidos y la silla odontológica,  en un odontólogo con poca experiencia en el trato con niños, termina por generar una experiencia poco placentera y desagradable para el pequeño paciente.

¿Pueden los padres tomar acciones para evitar el miedo al dentista?

Los padres tienen una gran influencia en evitar el miedo en los niños por lo anteriormente descrito. Es recomendable que los padres contribuyan a evitar el miedo al dentista siguiendo los siguientes consejos:

Dar el ejemplo

BabyConsultar con cierta frecuencia al dentista y acudir en compañía del niño, con la intención de irse familiarizando con el ambiente del consultorio y con los procedimientos habituales realizados por el odontólogo en donde además, el padre aproveche de mantener una actitud de seguridad y tranquilidad que pueda ser transmitida al niño.

Consultas periódicas

Para hacer de las consultas odontológicas, un hábito recurrente que permita además de prevenir problemas graves, poder tratar a tiempo cualquier problema odontológico que se presente para evitar procedimientos mas cruentos con el pasar del tiempo.

Evitar comentarios negativos

Referentes al dentista relacionando las visitas al dentista como un castigo o como una visita negativa.

Que pase solo

NiñosUsualmente el niño tiene un comportamiento de mayor tranquilidad cuando están solos que cuando están en compañía de sus padres quienes los están protegiendo de cualquier evento de miedo o doloroso durante la consulta odontológica

Elegir un buen dentista infantil

Quien no solo tendrá la preparación para enfrentar los problemas odontológicos sino también se enfrentará al manejo de conductas adecuadas que permitan dominar emociones negativas relacionadas con el miedo y la ansiedad, y poder así generar confianza que le permita mantener la calma al niño.

SonrisaLo mas importante es mantener una adecuada comunicación con el niño para que siempre se mantenga informado y pueda sentir confianza en sus padres y el odontólogo a la hora de su visita con el dentista para evitar que se convierta en una experiencia traumática que pueda incluso comprometer la realización de cualquier tratamiento y por ende, la salud buco dental del niño.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.