Los errores mas comunes del cepillado dental

Doctor José Ramón Cardera
Especialista en Cirugía y Rehabilitación Oral. Licenciado en Odontología por Universidad Alfonso XX el Sabio. Master en Odontología Hospitalaria Master en Ortodoncia Clínica. master en Implantología y Rehabilitación Oral Master en Cirugía Oral, Implantes y Periodoncia
Doctor José Ramón Cardera

Últimos artículos de Doctor José Ramón Cardera (Ver todos)

El cepillado dental diario, que parece ser una tarea sencilla, no se puede realizar de cualquier manera, sino que debe llevarse a cabo con una técnica correcta para conseguir buenos resultados, evitar lesiones de dientes y encías y mantener una sonrisa sana.

Llama la atención que algo tan habitual y que todos hacemos esté rodeado de tantos mitos y errores. Y es que muchas personas aún desconocen cómo realizar bien un cepillado dental y nunca han recibido unas correctas y adecuadas instrucciones de cómo deberían hacerlo.

Los errores se cometen tanto en el cepillado dental convencional, como en el cepillado interdental y en el cepillado de la lengua.

10 fallos con el cepillado manual

  1. No cepillarse con la frecuencia y el tiempo necesarios para eliminar suficientemente la placa bacteriana dental. Debemos cepillarnos 2-3 veces al día (no más de 3) durante dos-tres minutos, que es el tiempo suficiente para limpiar todos los dientes. Cada cuarto de la boca debe de cepillarse unos 30 segundos (total 2 minutos toda la boca). Nos hemos de cepillar por la mañana, antes de ir a dormir y después de la comida de mediodía.
  2. Cepillarse con demasiada fuerza: un cepillado vigoroso puede ser perjudicial para el esmalte de tus dientes y tus encías. Se puede abrasionar el esmalte y desgastar y retraer la encía del cuello del diente, mostrando entonces su raíz y volviéndose esa zona hipersensible. No se realiza una mejor limpieza por utilizar más fuerza, sino por aplicar una mejor técnica de cepillado.
  3. Utilizar una técnica de cepillado incorrecta: el cepillado debe hacerse con un movimiento de barrido vertical de encía a diente (de arriba abajo en dientes superiores y de abajo arriba en los inferiores) con las cerdas a 45º de la superficie dentaria. Nunca en dirección horizontal. Se debe cepillar la parte de delante de los dientes que es la más visible, pero igual de importante es cepillarse por dentro y la parte oclusal por la que masticamos, de forma circular. Cepíllate mirando al espejo.
  4. No elegir el cepillo dental adecuado para tu boca. A pesar de que a día de hoy existe una amplia variedad en el mercado, es importante saber elegir el modelo que mejor se ajuste a nuestra situación y se adapte al tamaño de nuestra boca, independientemente de que sea manual o eléctrico. Se recomienda los cepillos con cabezal más pequeño, lo que nos ayuda a limpiar zonas de difícil acceso como los molares.
  5. Utilizar un cepillo de cerdas demasiado duras: se recomienda cepillos de cerdas de dureza blanda o media, nunca duras y rígidas que pueden erosionar el esmalte, irritar las encías y causar recesión en ellas.
  6. No llevar un orden a la hora de cepillarse: empezar por la parte más lejana (los molares del lado derecho) y cepillar toda la arcada por delante, y luego pasar a la parte del paladar y, finalmente, bajar a la otra arcada. No olvidarse el cepillado por dentro de los dientes y el oclusal (zona donde se mastica).
  7. No limpiar ni secar el cepillo dental una vez utilizado: una vez cepillados los dientes, el cepillo debe de limpiarse bajo el chorro de agua, sacudir el exceso de agua y dejarlo secar al aire o bien secarlo (si no es así, la humedad permitirá que se desarrollen hongos o bacterias en el mismo).
  8. No cambiar el cepillo cada 3 meses o cuando estén las cerdas en mal estad, o sea, desgastadas o deformadas.
  9. Dentífrico utilizado demasiado abrasivo.
  10. Cepillarse enseguida después de comer ácidos: si tomas cosas ácidas del tipo de bebidas energéticas, sodas, zumos…, estás atacando el esmalte de tus dientes, pero la saliva lo repara en condiciones normales. Por eso, se recomienda no cepillarse los dientes inmediatamente después y dejar pasar al menos media hora para que la saliva neutralice el ácido.

La limpieza interdental, muy importante

Las zonas interdentales no son generalmente accesibles al cepillo de dientes, por eso es importante completar la eliminación de placa bacteriana con instrumentos interdentales como el hilo de seda dental o los cepillos interdentales. El cepillado habitual sólo elimina el 60% de la placa bacteriana; para limpiar el 40% restante es imprescindible realizar la limpieza interdental con hilo dental o cepillos interdentales.

Si deseas obtener más información o reservar tu cita, puedes llamarnos al 963 693 329  –  TELÉFONO DE CONTACTO DENTISTA EN BENIMACLET 671 962 101

Nuestra clínica dental en Valencia la encontrarás en Avenida Primado Reig, 137. Valencia.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.