Los 20 mitos erróneos + comunes sobre salud bucodental

Doctor José Ramón Cardera
Especialista en Cirugía y Rehabilitación Oral. Licenciado en Odontología por Universidad Alfonso XX el Sabio. Master en Odontología Hospitalaria Master en Ortodoncia Clínica. master en Implantología y Rehabilitación Oral Master en Cirugía Oral, Implantes y Periodoncia
Doctor José Ramón Cardera

Últimos artículos de Doctor José Ramón Cardera (Ver todos)

Algunas personas basan sus prácticas de limpieza dental en rumores o afirmaciones populares que han escuchado a lo largo de su vida. En este artículo se presentamos 20 mitos sobre la salud bucodental y cuál es la verdad detrás de estos. A partir de ello, se puede tener una mejor perspectiva y adoptar nuevos esquemas para el mantenimiento de una buena salud bucodental.

1. Masticar chicle sustituye el cepillarse los dientesMascar chicle

FALSO. El chicle puede reconocerse como un apoyo para mantener la salud dental, sin embargo, no debe reemplazar el cepillado. Algunos estudios han establecido que masticar chicle luego de una comida remueve alrededor del 10% de las bacterias que se remueven en un cepillado normal. Este dato nos dice que, puede servir como una medida momentánea en momentos en los que sea imposible cepillarse.

Es necesario aclarar que no todos los chicles cumplirán este objetivo, deben ser los que no contengan azúcar. De lo contrario se causa el efecto opuesto, teniendo en cuenta que las bacterias fermentan más rápido en azúcar.

2. El sangrado de las encías es normal

FALSO. El sangrado dental es un síntoma característico de la gingivitis, que es una enfermedad de las encías. Cuando esto sucede se debe solicitar una cita con su dentista de confianza para que valore esta posibilidad, y en caso necesario, someterse a tratamiento para que no evolucione a una periodontitis.

Podría resultar que la causa del sangrado fuera un cepillado demasiado enérgico o traumático que lesione las encías, provocando el sangrado. En este caso, la persona será consciente de la razón, pero, normalmente las encías no deben sangrar.

 

3. Las muelas del juicio deben sacarse siempre

FALSO con excepciones. Es bien conocido que las muelas del juicio prácticamente no tienen una utilidad, adicionalmente, su erupción puede llegar a generar varios problemas. Situaciones como, el apiñamiento, procesos infecciosos que inflaman las encías o, producir cuadros infecciones complejos.

Pero, también es cierto que cada persona es diferente, la mayoría pasa su vida sin sentir molestia alguna por estas muelas. Por otra parte, algunos tratamientos de ortodoncia dejan el espacio necesario para su erupción, previniendo complicaciones.

En conclusión, la extracción de las muelas del juicio no es obligatoria, lo mejor es asesorarse con el odontólogo y el cirujano maxilofacial de confianza.

 

4. No importa que los dientes de leche se llenen de caries, dado se van «a caer»

FALSO. Cuando no se atienden las caries y las infecciones que se producen en los dientes de leche, estas pueden progresar hasta la raíz. En estos casos existe una alta posibilidad de que se creen bolsas de gérmenes y bacterias. En consecuencia, los dientes permanentes nacen con malformaciones, manchas o lesiones secundarias.

 

5. El mal aliento es normalmente por problemas en el estómagoEl mal aliento

FALSO con excepciones. La bacteria Helicobacter Pylori es responsable de infecciones estomacales, mal aliento, úlceras estomacales e incluso cáncer de estómago. No obstante, no es la única causa del mal aliento.
La higiene dental deficiente genera infecciones bucales y no remueve correctamente los restos de comida, estos últimos se quedan entre los dientes mientras se van descomponiendo. Como resultado, el mal aliento habitualmente también es consecuencia directa de no lavarse los dientes adecuadamente.

 

6. Las pastas dentales fuertes limpian mejor la boca

FALSO. Los ingredientes de las pastas dentales son del tipo abrasivo, ya que es necesario que puedan arrastrar restos de alimentos, gérmenes y bacterias. Pero, existen reglas establecidas para que el espectro de abrasión no tenga efectos nocivos.

La regulación en cuanto al nivel de abrasión, se establece según el índice de abrasividad relativa de la dentina (RDA). En este sentido, es considerado que las pastas que no superen un RDA de 250 son seguras.

Los dentífricos con un RDA superior a los 250 tienden a desgastar los dientes y exponer la dentina. Con ello se vulnera la dentadura al desarrollo de patologías e hipersensibilidad.

Desde Clínica Dental Artdenta aconsejamos siempre a nuestros pacientes el tipo de pasta dental que mejor va actuar en su boca.

 

7. Las limpiezas dentales son muy agresivas, es suficiente con el cepillado

FALSO. Las técnicas de cepillado mantienen la buena salud bucodental, sin embargo no son suficientes. El tamaño de las bacterias y los gérmenes, les permite desarrollarse en lugares que el cepillo no puede alcanzar. Para ello son las limpiezas dentales, son realizadas por profesionales con herramientas especiales para limpiar profundamente la dentadura.

Cabe destacar que, se recomienda hacer este tipo de limpieza unas dos veces al año, es decir, tampoco debe hacerse muy seguido. Estas son un complemento que previene enfermedades y complicaciones innecesarias.

 

8. Los remedios naturales para blanquear los dientes son mejores

FALSO. El blanqueamiento dental siempre debe ser llevado a cabo por un profesional en la salud bucodental. Los remedios caseros como el bicarbonato o el carbón, por ejemplo, son extremadamente abrasivos. El uso de este tipo de métodos puede generar una respuesta opuesta a la deseada.

Claro que los remedios naturales también incluyen el consumo de ciertos alimentos, lo cual es favorable para la salud dental y general. Sin embargo, el impacto que pueda tener en el color de los dientes es poco confiable. También, se debe tener en cuenta que el color de los dientes no es blanco y, varía según cada persona.

 

9. Los cepillos de cerdas duras son mejores que los blandos

FALSO. Muchas personas piensan que la dureza de las cerdas del cepillo provee una mayor limpieza, lo cual es cierto. No obstante, la diferencia entre unas cerdas y otras no es realmente significativa. Es importante tener presente que el cepillado no se trata de higienizar solo los dientes. Es un hábito importante para, tener y preservar, el buen estado de toda la estructura dental. En este sentido, las cerdas duras tienden a maltratar y dañar el tejido gingival, al mismo tiempo que hacen que la encía se retraiga.

 

10. Perder dientes durante el embarazo es normalDientes durante el embarazo

FALSO. Durante el estado de gravidez, las hormonas alteran tanto la mucosa oral, como los tejidos de soporte y sostén dental. Una de las hormonas liberadas es la relaxina, que se encarga de relajar las articulaciones para el parto. Sin embargo, los cuadros en los que se presenta una movilización importante de los dientes o pérdida de los mismo, es bastante inusual.

Un escenario común es que durante el embarazo se agudice alguna patología bucodental previa. Es decir, puede aparecer la gingivitis gravídica, caries y la enfermedad periodontal.

 

11. No se debe ir al dentista durante el embarazo

FALSO. Este mito nace de la creencia de que las embarazadas no deben someterse a determinados tratamientos. Sin embargo, durante la gestión se producen muchísimos cambios en la boca que necesitan supervisión odontológica.

Cabe destacar que los tratamientos terapéuticos para embarazadas, son especiales. Normalmente, estos son aplicados durante la fase de maduración del embarazo y no durante la organogénesis.

 

12. Si no me duelen los dientes no tengo caries

FALSO. Las caries se alojan en diferentes partes del diente y, no siempre son dolorosas. El dolor solo inicia cuando ha aumentado en tamaño, infiltrándose cada vez más en la estructura del diente. Para cuando llega al nervio, expandiendo la infección, inician los episodios de dolor crónico.

Durante las revisiones periódicas al odontólogo, se identifican y pueden ser tratadas antes de que afecten el nervio.

 

13. Los implantes duran toda la vida

FALSO. El tiempo de vida de un implante dental puede definirse por tres variables: Procedimiento, material y mantenimiento.

El procedimiento de implantación debe ser el adecuado, llevado a cabo sólo por profesionales, para evitar problemas de osteointegración, fijación, entre otros.

Los implantes son fabricados en dos materiales, resina que tiene un tiempo de vida que varía entre los 7 y los 10 años. El otro material es la porcelana, es el más duradero, con una vida útil que se ubica entre los 15 y los 20 años.

El mantenimiento que le dan los usuarios es importante, estas piezas son más frágiles que un diente natural. Es común que las personas olviden que son piezas artificiales y las descuiden. Lo que conlleva a fracturas, manchas y necesidad de reparaciones, minimizando su vida útil.

 

14. Es normal que los ancianos pierden los dientes

FALSO. Estudios de diversas organizaciones de salud bucodental, han dado a conocer que la pérdida de dientes durante la vejez no es un proceso natural. Las personas pueden alcanzar la tercera edad con toda su dentadura.

La principal causa de la caída de dientes es que las personas no toman medidas preventivas para preservar su salud bucodental. Cualquier individuo es capaz de mantener todos sus dientes si cumple con algunas reglas básicas. Es decir, cepillarse los dientes diariamente, acudir al odontólogo y someterse a limpiezas dentales con regularidad.

 

15. El uso del hilo dental crea espacios entre los dientesHilo dental

FALSO. No existen estudios que comprueben que el uso del hilo dental separa los dientes de alguna manera. La separación entre dientes se conoce como diastema y, dentro de las múltiples causas, el hilo dental no se cuenta como una. Por el contrario, se recomienda como un método preventivo contra la enfermedad periodontal y la gingivitis. Ambas patologías pueden causar diastemas.

 

16. El consumo de calcio evita que se caigan los dientes

FALSO. El consumo de calcio fortalece los dientes, evita que se descalcifiquen y es una forma de prevenir la aparición de las caries. Sin embargo, el consumirlo no es una garantía de que los dientes no se van a caer.

La caída de piezas dentales está más relacionada con la falta de limpieza y, el efecto que esto tiene sobre las encías. La enfermedad periodontal es la principal causante de que los dientes se caigan. Esta patología trata de una gran cantidad de bacterias que se alojan debajo de las encías. Las bacterias deterioran el hueso que sostiene los dientes, provocando el desprendimiento. La periodontitis se previene mediante el cepillado y se trata con limpiezas dentales profundas.

 

17. Cepillarse con fuerza asegura una mejor limpieza

FALSO. Ejercer demasiada fuerza en el cepillado solo infringe daño a las encías y desgasta el esmalte de los dientes. La salud bucodental depende de una serie de factores, que al cumplirse adecuadamente, no es necesario usar fuerza excesiva. Una buena técnica de cepillado, uso de productos indicados y las visitas al odontólogo, son suficientes para tener y mantener una buena limpieza dental.

 

18. La ortodoncia es solo para niños

FALSO. Los dientes tienen la capacidad de cambiar de posición, independientemente de la edad de una persona. Actualmente, existe un gran porcentaje de adultos que han empezado tratamientos de ortodoncia. A parte de que mejora la calidad de vida, el desarrollo de aparatos ortodónticos estéticos también ha influido. La posibilidad de llevar dispositivos transparentes como el invisalign, ha ayudado a tomar la decisión de iniciar el tratamiento.

 

19. El blanqueamiento dental causa hipersensibilidad

FALSO con excepciones. Existen varios tipos de blanqueamientos dentales, los profesionales hechos por odontólogos y los que se realizan particularmente en casa. La sensibilidad producida por los primeros es normal y, tiende a desaparecer al poco tiempo. En cuanto a los que se realizan particularmente, han demostrado provocar efectos adversos. Se debe a que no existe una guía adecuada para el uso de los productos químicos. Las personas terminan usando demasiado o durante mucho tiempo el producto, lo que deteriora la dentadura. En consecuencia se generan episodios de hipersensibilidad.

 

20. Las limpiezas dentales son invasivas y agresivasSobre las limpiezas dentales

FALSO. Existen varios tipos de limpiezas dentales y todas están orientadas en prevenir o tratar la enfermedad periodontal. Ayudan a deshacerse del sarro y la placa, que se concentran entre los dientes y las encías. Lugares a los que no es posible acceder con el cepillo de dientes.

 

Si necesitas más información acerca del salud bucodental, no dudes en ponerte en contacto con Artdenta. Puedes visitar a tu Clínica dental Artdenta en Valencia en la Avenida Primado Reig, 137 o llamándonos al 963 693 329. Estaremos encantados de atenderte.