Cómo detectar que tus hijos tienen caries

Doctor José Ramón Cardera
Especialista en Cirugía y Rehabilitación Oral. Licenciado en Odontología por Universidad Alfonso XX el Sabio. Master en Odontología Hospitalaria Master en Ortodoncia Clínica. master en Implantología y Rehabilitación Oral Master en Cirugía Oral, Implantes y Periodoncia
Doctor José Ramón Cardera

Últimos artículos de Doctor José Ramón Cardera (Ver todos)

La mejor manera de evitar las caries y controlar la higiene dental en la infancia, es programar revisiones periódicas, que evitarán la mayoría de perdidas de salud bucodental. No obstante, hay una serie de pautas que se pueden seguir para poder identificar si vuestros hijos padecen de caries, así como prevenirlas.

La caries en los niños

La caries dental supone un daño importante en nuestra dentadura, que avanza silenciosamente. Si no prestamos atención, cuando nos avisa con dolor manifiesto, a menudo, es tarde. Antes de que sepamos que tienen una carie, en los niños el dolor puede manifestarse indirectamente con señales como: Pérdida del apetito, malestar, llanto e incomodidad. Además supone siempre una manera incómoda de iniciar la relación con su dentista y salud dental, al partir de una situación molesta o dolorosa.

Pérdida de esmalte y síntomas de aparición de la caries dentalFormación de caries asociadas a la alimentación

Se manifiestan antes de los 3 años, principalmente en los incisivos superiores y molares. Es una caries precoz.

Caries en algunos molares de leche o permanentes

Este tipo de caries se desarrolla en las piezas dentales que presentan mayor superficie de surcos o fisuras. En ellas se acumulan alimentos de consistencia blanda. La limpieza suele dificultarse en esas superficies irregulares y esto favorece la formación de bacterias.

Caries interdentales a partir de los 4 años

Esta es un tipo de caries tardía, aparece normalmente cuando el espacio entre los molares se ha cerrado. La limpieza entre los dientes se dificulta y la caries se presenta como una lesión que aparece entre diente y diente.

Por defecto del esmalte

Se conoce como caries por hipoplasias del esmalte. Afecta con frecuencia a caninos y segundos molares primarios. Es una caries en la que el defecto del esmalte favorece la entrada de bacterias a la dentina.

¿Cómo se forman la caries en los niños?

Entender la formación de las caries en nuestros hijos es esencial para saber prevenirlas.

Ingesta de azucares, exceso de ácidos y desmineralización

En nuestra boca se produce un continuo dinámico en el que se dan estados de desmineralización y otros de remineralización en las caras externas del diente.

El consumo excesivo de alimentos ricos en azúcares y almidón, como galletas, refrescos, chocolates.., acompañados de una deficiente higiene dental, hará que las bacterias metabolicen esos azúcares en ácidos, que acelerarán las desmineralización del esmalte del diente, pudiendo dañarlo lo suficiente para que esas bacterias lleguen a la dentina. Cuando esto sucede, el daños es irreversible y la pieza dental debe ser tratada con un empaste dental.

Caries: Etapa 1 – Manchas blancas en el esmalte

Se produce cuando el exceso de ácidos acelera la desmineralización en el diente, generando una «herida» no profunda en el esmalte. Se trata de manchas calcáreas superficiales, de color blanco, que suponen el primer estadio de la carie. Es este momento la caries es reversible mediante tratamientos de flúor y un cepillado adecuado.

Caries: Etapa 2 – Esmalte deteriorado

Si las manchas blancas siguen avanzando en su desmineralización, comenzará a romperse por debajo el esmalte. Si termina de romperse, el daño será irreversible.

Caries: Etapa 3 – Ataque a la Dentina

Cuando los ácidos siguen dañando el esmalte, se produce una pérdida importante de fosfato y calcio, rompiéndose el esmalte y creando un hueco por el que va a llegar a la dentina, la parte de nuestro dientes anterior a la pulpa. Es en esta fase en la que, a menudo el dolor avisa de que existe una caries y debe empastarse.

Caries: Etapa 4 – Daño en pulpa y raíz

Daño en la Pulpa

En esta fase sobreviene lo que solemos llamar «dolor de muelas». Las bacterias llegan a las células vivas de la pulpa, llamadas odontoblastos, y  generan pus, el cual termina con los vasos sanguíneos. Esta fase, a menudo dolorosa, suele requerir de endodoncia.

Daño en la raiz

Si la infección avanza y llega a la raíz, esto provocará una gran infección y un intenso dolor, pudiendo infectar el hueso e inflamar las encías. Así mismo puede generar otras enfermedades y en ocasiones requiere quirúrgica adicional.

 

Cuáles son los síntomas de la caries

En primer lugar, y como hemos visto, es importante insistir en que cuando tenemos «noticias» de las caries, habitualmente es tarde, ya que el dolor, principal predictor, se manifiesta en fases ya avanzadas por lo general.

El niño se queja de dolor en una muela o cabezaManifestación de dolor por caries

Es quizás el síntoma más común que indica el progreso de una caries dental. Si el dolor es agudo, la caries probablemente se encuentre bastante avanzada. Vigile si sus hijos manifiestan dolor al comer alimentos fríos o calientes, o al comer dulces, el dolor es más fuerte y desaparece lentamente hasta que los alimentos son retirados de la boca. En ocasiones confunden este dolor con molestias de cabeza.

Hay agujeros visibles o puntos negros en los dientes

En la exploración dental, revise la presencia de manchas blanquecinas en el esmalte, o puntos amarillos, color marrón o negros en los dientes y muelas. Trate de observar el exterior y la parte posterior de los dientes.

Se aprecia un cambio en la coloración del esmalte del diente

El cambio en la coloración del esmalte, es un indicativo de que va perdiendo el esmalte y mientras más delgada la capa de esmalte, más expuesta la dentina a los ácidos y mayor vulnerabilidad de generar una caries.

 

¿Qué debo hacer para prevenir la caries en el niño?

Sin duda alguna la prevención es el mejor mecanismo para evitar cualquier enfermedad de tipo dental en los niños.

La consulta con el Odontopediatra

Como indicamos, es vital asistir a los controles frecuentes pautados con el pediatra infantil desde la aparición de los primeros dientes. Además creará un hábito saludable en el niño y será tratado oportunamente frente a la aparición de enfermedades bucodentales.

Hábitos de higiene dentalCepillar los dientes con los niños

Los hábitos de higiene dental vienen de la constancia y el ejemplo. Cepillarnos junto a los niños, indicarles las técnicas  y guiarlos durante el cepillado de dientes, enseñarlos a utilizar el enjuague bucal, y vigilar que repitan esto durante el día tantas veces sea necesario, propiciaran hábitos de higiene dental.

Retrasar o regular el consumo de azúcares

Retrasar el consumo de azúcares en lactantes o regular el consumo de azúcares en la primera infancia, favorecerá la no aparición de lesiones dentales.

Evitar la transmisión de bacterias

La transmisión de bacterias ocurre con el uso compartido de utensilio de cucharas y vasos.