Todo sobre Blanqueamiento Dental

Doctor José Ramón Cardera
Especialista en Cirugía y Rehabilitación Oral. Licenciado en Odontología por Universidad Alfonso XX el Sabio. Master en Odontología Hospitalaria Master en Ortodoncia Clínica. master en Implantología y Rehabilitación Oral Master en Cirugía Oral, Implantes y Periodoncia
Doctor José Ramón Cardera

Últimos artículos de Doctor José Ramón Cardera (Ver todos)

Tener una bonita sonrisa, actualmente, es posible para cualquier persona. La gran cantidad de tratamientos y técnicas para mejorar la salud dental, lo hacen posible. Este artículo lo dedicamos a una de las técnicas más usada para lograr una sonrisa estéticamente ideal. Veremos todo sobre el blanqueamiento dental, qué es, cuándo se hace, cómo se mantiene, entre otros aspectos.

Qué es el blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental es un procedimiento odontológico de tipo estético. Tiene como finalidad que los dientes adquieran una tonalidad más clara y brillante, recuperando el color que el tiempo y los alimentos han ido apagando.

Manchas en los dientes

Los dientes se manchan y pierden su color natural. Las manchas dentales se pueden dividir en dos grupos, las extrínsecas y las intrínsecas.

Manchas extrínsecas o exógenas

Estas ocurren en la cara externa del diente, es decir, sobre el esmalte. Pueden originarse por algunos alimentos con mucho colorante, sustancias ácidas, tabaco, café, entre otros.

Manchas intrínsecas o endógenas

Aparecen en la estructura interna del diente, pueden tener un origen genético, traumático o por el consumo de algunos medicamentos. Explicándolo de una forma simplificada, sucede cuando la dentina no recibe suficiente sangre y oxígeno, provocando el ennegrecimiento del diente.

Tipos de blanqueamiento

Los blanqueamientos dentales pueden dividirse en dos grupos, el externo y el interno. A su vez, estos se ramifican según el procedimiento.

Blanqueamiento externo

Se refiere al aclarado externo de los dientes.  Se hace aplicando productos blanqueantes de ámbito médico en gel, y activándolos a través de varias técnicas. Este se subdivide en los que son supervisados por un profesional de la salud dental, y los que son por cuenta propia.

Con supervisión profesional

Las técnicas más habituales son, Blanqueamiento con láser, zoom y, con férulas y geles blanqueadores.

Sin supervisión

Se refiere al uso de productos sin prescripción y que se encuentran en el mercado con facilidad. Son los kits que ofrecen férulas, lámparas, geles y  pastas blanqueadoras. No es recomendable el uso de estos productos caseros, por la diferente casuistica de situaciones negativas que se pueden dar.

Blanqueamiento interno

Este es de un solo tipo, se hace en pacientes que han pasado por un tratamiento de endodoncia. Consiste en la aplicación de soluciones blanqueadores en la parte interna de los dientes.

Blanqueamiento dental bajo supervisión

Procedimientos generales antes del blanqueamiento dental

Evaluación general

Al igual que en cualquier tratamiento odontológico de tipo estético, la ausencia de cualquier patología en la boca es un requisito indispensable. Por ello, antes del blanqueamiento es posible que haya que pasar por algún tratamiento para caries o enfermedad periodontal.

Limpieza dental o profilaxis

Antes de iniciar el blanqueamiento, se debe retirar toda la placa y el sarro, a través de una limpieza dental. 

Toma de color

El odontólogo toma la muestra del color actual del diente y mediante una escala, define la claridad que se desea alcanzar. En función de esto se escogen los productos, la técnica y la tecnología a utilizar.

Registro fotográfico

El odontólogo tomará fotos de antes y después, para evaluar de manera efectiva el resultado del procedimiento.

Métodos para blanqueamiento dental

Tras el análisis y preparativos iniciales, llega el momento de escoger el método de blanqueamiento:

Blanqueamiento con tecnología láser

Este procedimiento se lleva a cabo en una hora. Se trata de la aplicación de un gel concentrado y activado a través de un láser. Es un tratamiento costoso pero ofrece los mejores resultados y de forma inmediata. Asimismo, solo necesita de una sesión, debido a su rápida acción puede generar algunas molestias como sensibilidad.

Blanqueamiento con tecnología zoom

En comparación con el anterior, este no suele ser agresivo ni generar sensibilidad porque se lleva a cabo en unas tres o cuatro sesiones. Su costo también es menor y se activa a través de luces led.

Blanqueamiento con férula y gel blanqueador

Este tipo de blanqueamiento puede llevarse a cabo en casa bajo las indicaciones del odontólogo. Consiste en el diseño de unas férulas a medida para el paciente. Estas junto con la prescripción de un gel, serán llevadas por el periodo de tiempo que el especialista considere necesario.

Mantenimiento de resultados

Cualquiera de los métodos usados puede repetirse entre una y dos veces al año. Es probable, que durante los 15 días siguientes al blanqueamiento sea necesario seguir una dieta blanca, es decir, consumir alimentos específicos. Debido a que los dientes pasan por un proceso químico pueden ser susceptibles a la tintura de algunos alimentos. De igual forma quedan excluidos hábitos como fumar o beber café.

Adicionalmente, el odontólogo podría recomendar el uso de técnicas específicas de higiene. Al igual que, podría prescribir el uso de algún kit de blanqueamiento dental comercial, para mantener el efecto por más tiempo.

Blanqueamientos sin supervisión

Como se puede deducir, para este tipo de blanqueamiento no se cumplen los procedimientos de exámen, limpieza dental y tratamiento de patologías.

Férulas y geles comerciales

La efectividad de estos productos es cuestionable, debido a que se aplican sin ningún tipo de control. Las personas que los usan no poseen la experiencia para evaluar el progreso de los resultados. Al igual que podrían ser incapaces de reconocer los indicios de alguna reacción adversa.

Por otra parte, puede darse que el producto se aplique en exceso o por el contrario sea insuficiente. En otras palabras, asegurar su efectividad es complicado.

Dentríficos con agentes blanqueadores

Este tipo de producto es adecuado y no representa riesgos para el esmalte. Su uso diario puede apoyar el mantenimiento de los blanqueamientos dentales especializados.

Beneficios del blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental tiene su principal beneficio en la autoestima de las personas. Genera confianza y bienestar en los pacientes, quienes adquieren una sonrisa limpia y agradable. Además en algunos ámbitos profesionales cuya imagen es importante, aporta un plus a nivel presentación y marca personal.

El blanqueamiento con carillas e implantes

No es posible, las carillas, implantes y coronas son fabricadas con materiales especiales. Dichos materiales tienen propiedades para no adquirir manchas» con facilidad. En caso de que se manchen, existe la necesidad de sustituir la pieza o, en caso de las carillas, usar técnicas como las del pulido.  

Contraindicaciones del blanqueamiento dental

Como se mencionó anteriormente, las personas con patologías o que no hayan pasado por un tratamiento de limpieza dental no pueden hacerse un blanqueamiento.

La supervisión de un odontólogo es fundamental, los productos domésticos usados para aclarar los dientes, pueden causar daños si no se usan adecuadamente. Por lo que la prescripción y las indicaciones profesionales, son un punto determinante.

 

La Salud Dental Real, empieza por ti. Ven a vernos a:

Avda. Primado Reig, 137. Benimaclet – Valencia.

963 69 33 29

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.